Nos sentamos con Foyone y Gharuda en una terraza de la malagueña Plaza de la Merced. Acaba de dar la una del mediodía bajo un sol de justicia. Uno que ellos quizás echen de menos ahora que viven lejos de casa y viajan sin parar.


<<Volveremos mañana seguramente>>, nos indican refiriéndose a su regreso a Madrid, donde se han mudado recientemente junto con Sceno.

La tríada marchó a la capital hace algunos meses para poder mantener el ritmo de vida que la música les exige. Y la agenda apenas da cuartelillo: están de gira por toda España, han viajado a Argentina y Reino Unido, y ya están preparando el próximo disco de Foyone: La Jaula de Oro.

Jornaleros del rap

Para Foyone y compañía la música es a la vez pasión y obligación. Hacen rap porque les gusta, pero también son conscientes de que, en los tiempos que corren, dormirse en los laureles no es una opción viable para los artistas. De ahí la inagotable retahíla de nuevas canciones que no paran de lanzar.

<<Por ejemplo, nosotros no nos ponemos una fecha para cada Rap Sin Corte, eso es cuando va saliendo>>, explica Foyone, y añade: <<Pero no paramos de trabajar. El modelo de la música ha cambiado, eso está claro. Yo no puedo grabarme un disco y esperar dos años y sacar otro disco. Yo personalmente no puedo hacerlo así. Tiene que ser mucho más seguido. Aunque es más una necesidad que otra cosa. Si me paso dos años sin hacer nada nuevo me aburriría muchísimo>>.

Respecto a los vídeos de Rap Sin Corte, cuentan que cada entrega sale de manera natural. Según Daniel aka Gharuda: <<Llega él cada cierto tiempo y dice ”oye que tengo algo listo para grabar”, y entonces nos ponemos a ello>>. Y así, más de una veintena de clips. <<Llegará un día en que se vayan a la mierda los números y nos olvidemos de por dónde vamos>>, ríe Foyone.

En el principio…

A diferencia de muchos otros artistas del gremio que comienzan a escribir letras con 15 o 16 años, en el caso de Foyone todo llegó bastante más tarde. Ahora tiene 26, pero sus primeros pasos fueron a los 22 años. <<No me acuerdo exactamente de cuándo fue, aunque sí recuerdo de qué iba la primera letra>>.

<<Fue una época en que estaba pintando y tal, y tuve que parar de parar de pintar un tiempo, entonces estaba más aburrido y me puse a escribir. Empecé a escribir y escribir, y al final he terminado escribiendo más que pintando>>.

entrevista foyone gharuda
Foyone y Gharuda | Fotografía: Diario Sur

 

De viaje a la tierra prometida

Desde entonces hasta ahora ha llovido bastante y para bien sobre el camino de los DNC. Hace nada han cruzado el Atlántico para visitar a sus fans en Argentina, y de vuelta pararon a actuar en Londres… <<La verdad es que muy positivo todo. Fuimos y había gente esperándonos, que eso ya era importante, llegar y no encontrarnos salas vacías>> cuenta Foyone, con un deje de sorpresa en la voz. <<Tanto en Argentina como en Londres fue bastante improvisado, y nos sorprendió ver a tanta gente. Nos acogían como si estuviéramos aquí, así que muy bien>>.

El manager/realizador recuerda que en la capital británica les recibieron multitud de españoles emigrados, <<pero también muchos italianos. No sé, nosotros escuchamos música de todas partes, imagino que también hay gente curiosa en España que escucha rap italiano. Hay de todo>>.

Tanto él como Foyone pasaron una época de sus vidas precisamente en Londres. <<Él fregaba platos y yo sacaba maletas>>, añade Gharuda. <<Así que algunos de los que fueron a vernos eran conocidos>>.

 

Santificarás las fiestas

Entre bolos y traslados, nos preguntábamos cuánto espacio les queda a éstos para vaciar minibares. Foyone afirma que no son muy de excesos. <<Por rutina, somos gente tranquila, eh. Nos vamos al hotel temprano, pero a veces nos llevamos a todo el mundo con nosotros>>.

Los conciertos sucesivos exigen un poco de paz. Dani nos lo explica: <<La verdad es que, con la gira, no podemos tener tres fechas seguidas y liarla en las tres… entonces no funcionarían bien los bolos. Si tenemos que estar un día en Burgos, al día siguiente en Santander y al otro en Bilbao, se trata de disfrutar el viaje y lo que hacemos, y para eso no podemos ir arrastrando resaca de tres días. Sino al último no tendríamos ganas de nada>>.

<<Al final todos los invitados que tenemos en los conciertos se desfasan más que nosotros>>, señala Foyone.

Y hablando de directos, los de la gira El Mesías han añadido ese punto espiritual que caracteriza el álbum. Su autor admite que la sensación sobre el escenario con nuevos temas, como Creo en ti, le encanta. <<Es una experiencia religiosa. Es el momento en que sueltas movidas más personales, y eso es intenso. Sobre todo cuando el público está motivado y ves que les llega>>.

<<A veces, después del concierto se me acerca alguien y me cuenta lo que le transmite personalmente un tema, y en realidad por eso lo hago. Yo escribo para que los demás, cuando me escuchen, puedan flipar tanto como yo flipo escribiendo. Que la gente conecte con lo que uno crea es lo que anima a seguir>> declara Foyone.

<<Yo le he visto levitar en el escenario>>, añade Gharuda.

 

En el nombre de Foyone

Hemos estado hablando sobre ‘‘Foyone’’ como el aka del rapero, a pesar de que en algunas letras él mismo niega su existencia o afirma que Foyone no pertenece a este planeta. La especulación sobre la identidad o el significado del personaje –sea real o ficticio- es parte de lo que da vida a Foyone. Para ellos mismos resulta interesante: <<Hay mil interpretaciones de lo que es Foyone, es curioso>>, coinciden.

Según el artista, la ‘‘marca Foyone’’ se podía definir como <<el resultado del trabajo de los tres, de nuestro esfuerzo por hacer esta música. Es decir, la suma del trabajo de Sceno haciendo los ritmos, mis letras y lo que hace Gharuda con los vídeos y todo lo demás>>.

Entendamos como entendamos al personaje desde los inicios hasta hoy, lo que si tenemos muy claro es cómo se ha transformado y crecido. Foyone mantiene la actitud mientras evoluciona en sus temáticas continuamente. Desde la crítica visión de la sociedad y el materialismo de Dólares mentales (2012), pasando por la cotidianeidad y la vida andaluza de El Patio (2014) hasta llegar a El mesías (2015) y su fuerte carga mística.

Según nos cuenta, sus inquietudes varían, pero nada es planificado. <<Imagino que me influyen muchas cosas, claro. Pero no es que lo haga intencionadamente. Es decir, yo cuando decido hacer algo nuevo sobre una temática en concreto, no me dedico a buscar inspiración ni nada de eso en libros o en películas. Si hay algo que me llega y que encuentro interesante, probablemente me marcará. Pero no me propongo absorber, yo que sé, la filosofía de Lovecraft para hacer canciones>>.

Cuando hablamos de referencias culturales, el Mc es rotundo: <<Yo veo las cosas con mis propios ojos, no intento forzar nada a la hora de escribir>>.

 

La Unión

¿Qué es la DNC y cuál es su filosofía? ¿Qué es lo que une a ese equipo que encabezan Sceno, Foyone y Gharuda a la hora de dirigirse juntos hacia unos objetivos comunes? Precisamente lo que les hace fuertes tiene que ver con su manera de entender los dólares. <<No creemos que haga falta mucho para hacer el trabajo que nosotros hacemos>> cuenta Gharuda. <<Yo tengo una cámara de hace 5 años con la que hacemos los vídeos. Siempre hemos grabado todos los discos en estudios de amigos y todo ha sido muy cercano. Y es que no hace falta más>>.

Foyone también lo tiene claro. <<Si te obsesionas con ese tipo de cosas, al final todo lo haces por dinero. Hay temas buenos grabados con peor calidad que te enganchan, y te los pones mil veces porque te llegan de verdad. Y es que no rapea mejor el que más dinero tiene ni el que mejor estudio tiene>>.

entrevista foyone
Sceno, Stay Puft, Foyone, Gharuda | Fotografía: Un Festival x Dentro

En resumidas cuentas, funcionan de forma autogestionada y confían a cada miembro del equipo su propio papel dentro del proyecto común. <<Nuestra filosofía consiste en que los que viven de nuestro trabajo seamos nosotros. Lo nuestro es nuestro, y con nuestros recursos. Nadie va a sacar beneficio de esta música quitándonoslo a nosotros>>.

<<Es autosuficiencia. Se trata de buscarte la vida con lo que tienes y no necesitar más. Hay muchas personas que, por ejemplo, tienen un coche bueno pero siempre quieren comprarse uno mejor. Nosotros no>>, aclara Foyone. Y remata: <<Nosotros no compramos. Tenemos este coche y hasta que no robemos otro mejor no vamos a cambiarlo>>.

Gharuda se ríe mientras nos cuenta una anécdota reveladora: <<El otro día leíamos sobre un videoclip de una discográfica yanqui en el que se habían gastado 100.000 dólares… y nos preguntamos ‘‘¿qué haríamos con eso para un videoclip, hermano?’’ Creo que no sabríamos ni qué hacer>>. Su compañero apostilla <<Hombre, al final se nos ocurriría algo y nos lo acabaríamos gastando…>>.

<<También pasa otra cosa. Y es que aquí los grandes del rap hasta ahora no han sabido marcarse la diferencia con un videoclip mucho mejor que el de cualquier chaval que está empezando. Si ganas dinero con la música, debería notarse en tu trabajo antes que en tu coche, o al menos así pensamos nosotros>> reflexiona Dani.

<<Y no es que no haya videoclips muy buenos, que los hay, pero durante mucho tiempo en España el vídeo de un chavalillo que estaba empezando podía ser casi igual que el de un rapero de un nivel más alto. Creemos que si ganas dinero con la música, lo que tienes que hacer es reinvertirlo en música>>.

 

Revelaciones

En otro orden de cosas –más divertidas e insignificantes-, hablamos sobre anécdotas más allá de la música. Como la comunión de Foyone, que la hizo. <<Hay una foto en mi casa gigante, salgo con una bicicletilla>>.

Sobre aficiones, él afirma que no se considera muy freak de nada en concreto. Gharuda disiente y nos relata que <<Es friki de leer, y de pensar. Cuando vivíamos en Londres, a lo mejor nos íbamos de fiesta unos cuantos y él decía “me voy a quedar aquí que tengo cosas en que pensar”>>.

Y así precisamente, reflexionando, os dejamos nosotros. Con esto y un update sobre los Sres DNC: este es el primer videoclip de su próximo disco La Jaula de Oro.

Dejar respuesta