“Lujos en lo cotidiano, una infancia idealizada y veranos infinitos”. Prisma es la primera referencia conjunta de Cueto y Carlito Darwin, miembros de las bandas Miami Chavos y Silencio Escrito, respectivamente.


Tras haber crecido sin saberlo en un mismo barrio periférico cualquiera de Sevilla, Cueto y Carlito se reencontraron en el plano artístico a finales del año 2014. Fue en el seno del estudio Rec-Record, sede oficial del todoterreno audiovisual Miguel Hernández Recio, donde la convergencia de gustos evolucionó hacia una unión creativa.

Sin alejarse de la temática central que había ocupado sus publicaciones por separado, Cueto y Carlito retroalimentaron dicha temática e indagaron colectivamente en otras nuevas. Lo diario y lo alternativo. Cultura comprometida y fútbol de la primera década del 2000. No querer hablar del dinero y tener la necesidad mundana de conseguirlo. Prisma mezcla las preocupaciones incipientes de dos veinteañeros con un breve pasado repleto de nostalgia, todo esto embebido una estética moderna y actual. El trabajo contiene tres canciones escritas en su totalidad por Cueto y Carlito Darwin: Albero, Prisma y Que jueguen. Con el aporte musical exclusivo de Ms. No en el tema de apertura, y con obras adaptadas de Su Na y Coubo en los otros dos.

Sea cual sea la acogida del trabajo, los MCs confirman que este nuevo fruto les ha servido sobre todo para aprender el uno del otro, y aseguran que marcará precedente de cara a futuros planes. Prometen que, más tarde o más temprano, habrá más. De momento móntate en un autobús que vaya desde tu barrio al centro, y visualiza el mundo a través del prisma que nos traen Cueto y Carlito Darwin.

Dejar respuesta