El pasado sábado 18 de julio se reunían en Alicante todos los ingredientes necesarios para la fórmula del bicampeonato. Era un deseo a voces para muchos de los asistentes a la Final Nacional de la Red Bull Batalla de los Gallos que el freestyle del autóctono se llevara el oro. Qué bien que lo consiguiera.


Texto por Tomás P.


‘No soy consciente aún de lo que he conseguido, esto era un sueño y venía a ganar, no voy a mentir. Quería llevarme esta nacional, ahora he de pensar muchas cosas, me hace especial ilusión”, nos confiesa Arkano tan solo unos minutos después de finalizar la última batalla. El campeón de la edición 2015 de la Red Bull Batalla de los Gallos, que sorprendió al público enarbolando la bandera LGTB -o bandera arcoiris- sobre el escenario al levantar el oro, se lleva su segunda victoria en esta competición.

Muchos han entendido el gesto de la bandera como una declaración de identidad sexual, pero la verdad es que no podemos estar seguros de nada. ”No revelaré mi condición sexual, en principio no tiene nada que ver y no importa. Hoy era el día de la celebración del orgullo y quería reivindicar que en un estilo musical que a veces se presupone machista, también concienciamos y damos nuestro apoyo a todos sin discriminar tendencias”.

”Sólo soy friki de la improvisación, no hay nada que me llame tanto la atención como esto, todos los días lo hago, todos los días lo intento mejorar para llegar a cumplir objetivos, como el de hoy”. Convertido en gallo más laureado en competiciones nacionales hasta el momento, Arkano tiene pocas pretensiones de grandeza y las cosas bastante claras.  Pero empecemos desde el principio.

Expectación

Con el ambiente caldeado desde el minuto uno, a media mañana ya se dejaba ver la anticipación del público, cuando cientos de personas ocupaban en el Muelle de Levante del puerto alicantino. No es de extrañar, teniendo en cuenta que cuatro de los participantes jugaban en casa -Zasko, Navalha, Cixer y Arkano- Unas horas antes del empezar las batallas se superaba el millar de aviesos espectadores, un total dividido entre los que corrían para coger el mejor sitio a pies del escenario y los que se acercaban a ver el Skate Park, el muro de graffiti y la lona de break.

Una hora antes de iniciar el campeonato, para ir abriendo boca, nos ofrecieron el documental 2 platos y 1 micro, 30 años de hip hop en España antes de dejar a Mbaka suelto por el escenario. Mucho ruido. La octava edición de las Red Bull Batalla de los Gallos comenzaba.

Junto al speaker de tradición, Dj Verse, Piezas, Zatu, Chuty, Invert y Doble H en sus respectivos lugares, solo faltaban los 16 gallos. Se enfrentarían primero en un formato de 1 minuto temático más otro libre. Sonaron durante la clasificatoria de octavos temáticas como las chanclas de Mbaka, Grecia o la Ley Mordaza, y los gallos se lanzaron a rapear inspirándose en los objetos que el público enseñaba, haciendo alarde de su freestyle espontáneo.

¡Ya solo quedan 8!

Los cuartos nos dejaron una de las batallas épicas de la noche. Tras la explicación de la nueva modalidad -dos turnos de 2 minutos y 1 patrón cada mc-, la batalla Blon versus Errecé fue de las más intensas, agotando el cronómetro sin ganador y explotando en la primera réplica de la Batalla. Finalmente, pasaron a la final dos alicantinos contra dos barceloneses, en modalidad 1 vs 1 habitual.

Arkano y Blon protagonizaron la segunda batalla sangrienta de la velada. “Te vuelven alicantino porque te queman en una hoguera” fue una de las frases más aclamadas de la semifinal, en la que Blon dio la vuelta en el segundo minuto para conseguir la réplica. Arkano, en racha imparable, resultó el primer clasificado para la final.

En el enfrentamiento entre Zasko y Ante revivimos la semifinal de Barcelona, con diferente resultado. El flash back terminó con Ante como venedor en esta ocasión, con rimas como esta: “Voy con mi bici vacilando por el barrio, entra en el mío y te la roban tres sicarios”. El vacile de la revelación de la noche pudo con la métrica. Ante se disputaría el título en su segunda nacional consecutiva.


”Queréis saber por qué la gente me quiere, porque si gano el año que viene vuelvo a presentarme”.

Arkano


El hijo pródigo

La final llegaba a buen puerto para los anfitriones. Arkano y Ante, los mejores gallos de la noche, se batieron en una final sin sangre. Ambos llegaron al acuerdo tácito de que el campeón debía ser el mejor freestyler. Arkano sacó todo su arsenal para convertirse por segunda vez en campeón nacional de la Red Bull Batalla de los Gallos, y esta vez en su ciudad.

Dejar respuesta