Multitud e intimidad son conceptos que, a priori, parecen antagónicos. ¿Verdad? Uno no abriría su corazón rodeado de seiscientas personas, ni se emocionaría (al menos no profundamente) cuando son caras desconocidas las que le miran a los ojos. Suena imposible tener una conversación de tú a tú sin la debida quietud, quizás porque la cercanía requiere cierta calma. Y, sin embargo, las tres cosas se dieron el pasado sábado en la Sala Arena de Madrid.

Rayden convocaba a un concierto que, bajo el claim La Música en Vivo Cambia, prometía sorprender. Sin más detalles, nombres ni carteles en las calles. Algo así como una llamada a cobro revertido: el artista es el que, a un lado de la línea, ofrece un evento rodeado de misterio. Del otro lado, el público decide si la acepta o no.

En pocos días las entradas se agotaron.

A las 20:30 el show arranca con puntualidad inglesa llevada al extremo: un cronómetro señala los minutos y segundos que faltan para comenzar. Así, la expectación acompaña a Dj Mesh, que nos recibe con una sesión multicolor de ritmos frenéticos desde el drum n’ bass hasta el jungle. El tío se merece el título de uno de los temas que sonaron: Born to be wild.

Dj Mesh concierto 15 febrero

Rayden y Mediyama tampoco se hacen esperar. Tienen ganas de liarla y se les nota. Tanto que suenan Prime Time y Charlatanería antes de las presentaciones oficiales. No nacimos ayer después, y ahí paramos con la porción hard de momento…

Aunque intercalado con la potencia de Zeidah (Da igual), el tono que sigue es mucho más cálido. Las letras reflexivas de Dentro de ti, Depresivoff y Mariposas han calado en el público. Comienza a través de ellas una conversación que brilla en las voces de artistas y asistentes.

rayden

Las primeras sorpresas de la noche ya han salido: Althius (a la guitarra) y Versus (al violín) inundan en escenario y sus instrumentos engrandecen la puesta en escena. En los micrófonos, El Artefuckto y Zeidah son los primeros invitados, aunque quién inaugura la fibra sensible de todos es Sharif.

Lo que maño y madrileños han conseguido con Mi primera palabra no es tarea fácil. Nada menos que un tema universal que en cada directo provoca una respuesta unánime: nadie puede sentirse menos que identificado con esta letra dedicada a las mamás (¡guapas!).

Emmm… nos estamos poniendo peligrosamente sensibles. Y digo peligrosamente porque, ya sabéis, la oscuridad es muy sexy, y eso nunca se puede perder.

res non verba rayden  concierto 15 febrero

Res Non Verba aporta batería y metal a la noche. Además de Desoreden, canciones como La boca del asno invitan a asomarse al precipicio y gritar un poco más de lo políticamente correcto. Buena selección como entremés previo al relato luminoso de Nunca será siempre y Mentiras de Jarabe.

A lo largo de este tramo de curvas emocionales y contrastes entre luces y sombras, solo una cosa se ha mantenido invulnerable. Rayden mira a los ojos del público como si reconociese cada rostro y se dirige a todos con la actitud de quien se encuentra rodeado de unos pocos amigos cuyas voces y palabras distingue perfectamente.

A su lado cabe destacar a Mediyama, que hace tiempo dejó de ser segunda voz. Tiene expresión de pirado, vale, pero también una mala leche sonriente que, joder, resulta carismática. Y aunque en su voz predominen los oscuros, tiene muchos más colores.

mediyama

Entre ellos y el poderío de Mesh sobre los platos, el trío tiene capacidad de sobra para montar un buen show. Sin embargo, no se conforman con eso. Qué va… Por el escenario, ¡SORPRESA!, pasan Roy Mercurio, Nach, Hidra, A3Bandas, Crew Cuervos, Tosko y Hermano L. ¿Me dejo a alguien? ¡Espero que no! Mola escuchar clásicos del repertorio como Sastre de sonrisas o ¿Por qué? combinados con temas recientes, entre ellos Si vas o Infamia.

En fin. Alguien muy sabio me enseñó una vez que, cuando ofreces a tu público un mensaje basado en el misterio y construyes expectativas, después la respuesta desvelada debe estar al nivel de la intriga generada. Y desde mi punto de vista, Freaks, estos Sres. han sabido estar a la altura. Y más arriba.

 

Dejar respuesta