Dremen no se aburren. Sobre todo, porque no paran. Uno de los colectivos más sorprendentes y enérgicos de nuestro país vuelve a la carga este año con nuevo álbum y nuevos miembros. Descubramos a los nuevos Dremen.


La agrupación se despedía recientemente de las carismáticas voces de Bman Zerowan y Tosko. Poco después, integraban a Lasai y Nora Norman, quienes han aportado nuevos colores al sonido Dremen. Actualmente, están cerrando una gira por nuestro país, que seguramente tendrá nuevas paradas en temporada estival.

Los nuevos Dremen

<<Con la salida de dos miembros, faltaba esa parte de la línea musical que el grupo ha llevado desde siempre, tanto en estilos como en versatilidad, entre otros aspectos>> nos cuenta Lasai, una de las flamantes nuevas incorporaciones. <<Como ya habíamos colaborado con Dremen anteriormente, todo salió un poco natural. Entonces, imagino nos escogieron entre las opciones que tenían…>>.

<<¡Eran los últimos de la lista!>>, bromea Bitxo Ma. Mientras, a su lado, Roy Mercurio nos cuenta que el proceso de cambio no resultó fácil, pero ha salido muy bien. <<Fue complicado al principio decidir si incluir a gente nueva o no, más que el hecho de elegirlos a ellos en concreto. Luego parece que no, pero estas cosas traen mucho debate. Ya no es solo plantearse si se van a adaptar musicalmente, sino personalmente>>, cuenta.

En una agrupación de las dimensiones y características de Dremen, donde coinciden multitud de personalidades, voces y estilos musicales, debe haber al menos un factor común que aporte unidad al todo. Ellos tienen más de uno. Según Lasai, la clave es <<el amor por la música. Pienso que hace que tengamos todos esta unión tan fuerte>>.


Dremen es un panal. Por suerte tenemos a las mejores abejas.


Su componente camerunés, Tawas, añade el valor de <<la amistad y las propias diferencias en sí>> como factor de cohesión entre ellos. Bitxo Ma coincide: <<Yo creo que es eso. Nos une que somos muy diferentes y que tenemos la mente muy abierta para escuchar y para hacer música. Y, sobre todo, a mí por lo menos, el respeto que le tengo a lo que hace cada uno de mis compañeros. Eso es lo más importante para unir a tanta gente diferente>>.

Hablando de diferencias, nos preguntamos quién lleva la voz cantante -nunca mejor dicho- cuando no hay acuerdo. <<El que pega más fuerte>>, bromean Roy y Tawas, aunque Nora asevera con gesto muy serio [demasiado] que es ella misma la que manda.

<<Procuramos que haya la mayor democracia posible, pero al final gana el que tenga el argumento más sólido. Al final todos escuchamos>>, explica el ex LeFlaco. Bitxo Ma añade: <<también intentamos que salgamos convencidos todos de lo que vamos a hacer. Aunque no estés del todo de acuerdo, que por lo menos veas que puede funcionar>>. Así que no busquéis un líder autoritario en Dremen, todos ellos coinciden en que los debates suelen alargarse.

 

La fórmula secreta

¿Qué estilo musical representa Dremen? Que alguien sepa responder con una única palabra resulta bastante complicado. Son expertos en hacer una fusión de lo más sorprendente entre hip hop, electrónica, reggae, bass music… ¿Cómo se escriben sus canciones?

Roy nos revela la intrincada logística del asunto. <<Hemos intentado siempre tener al menos una base organizativa. Unos Excel. Sí, sí. Unos Google Docs. Algo así que permite que tengamos esa base, de la que después discutimos y avanzamos>>.

<<Es la base de nuestra ”disciplina”. Luego, a partir de ahí pues sí que cada uno tira un poco a su lado. Unos trabajan más, otros menos, otros trabajan mejor en el estudio, otros en su casa, a alguno no le gusta un tema y a otro sí…>>.

Bitxo Ma, siempre de buen humor, añade que <<sin eso habría sido jodidísimo. Nos hemos organizado más que otras veces esta vez, en este disco. Se puede hacer mejor, pero también es un grupo de música, no una oficina. No hay que dejar esa parte anárquica porque si no sería una puta mierda de trabajo>>.

1101vs13
1101vs13, productor de Dremen.

Con él coincide Nora: <<yo creo que una base organizada siempre está bien, pero estamos hablando de música y, dada esta primera organización, lo que es interesante es tomarla como elemento inicial y a partir de ahí fluir de forma natural. Eso lo hemos encontrado un poco en este disco>>.

Por su lado, Lasai cuenta que esta forma de trabajar no es nueva para ninguno de ellos, y agiliza el proceso. <<Recuerdo cuando quedaba con mis colegas de pequeño para escribir líricas, siempre había alguien que empezaba, y los demás le seguían. Pones un tema y un tópico para empezar a hablar y hablar. Por ejemplo, del “amor universal”, pues todo el mundo se pone a escribir de eso>>.

Hablando de ”amor”, sea universal o no, se nos viene a la cabeza una divertida imagen de todos los miembros Dremen interpretando baladas románticas. ¿Cómo sería eso? <<¡Close my eyes es lo más “balada” que existe en este grupo!>> afirma Roy. A Lasai se le ocurre que hagan <<una versión acústica de unos temas nuestros versionados…>>.

Entre risas, Mercurio afirma fatídicamente: <<creo que la respuesta es que no haremos una balada en nuestra puta vida>>.

Ya puestos a imaginar otras versiones de Dremen, ¿a qué otra cosa se dedicaría el colectivo si no fueran músicos? Nora asegura que serían <<compañeros de habitación en un manicomio>>.

 

Internacionales

Con varios idiomas, dialectos y nacionalidades integrados dentro del grupo, Dremen casi parecen diseñados para los escenarios internacionales.

<<Creo que Dremen es un grupo que tiene proyección fuera del país, ya no sólo por el tema del lenguaje y tal, sino por el nivel musical. Ahora mismo, aquí en España nadie está haciendo cosas parecidas a lo nuestro. Puede funcionar en España, en Europa, América, etc… pero bueno, paso a paso>> dice Lasai.

Nora también ve destinos más allá de nuestras fronteras: << Todo tiene su proceso. Tienes que empezar desde la base para ir subiendo. Lo primero es empezar por aquí, y la proyección es salir fuera. Las aspiraciones personales siempre guían cada paso hacia adelante>>.

dremen nuevos miembros lasai nora norman
Nora Norman y Lasai, últimas incorporaciones.

Si no fuéramos un grupo de músicos, seríamos compañeros de habitación en un manicomio.


Mientras avanzan, los directos a lo largo y ancho de nuestro país les están curtiendo físicamente. Cerca de dos horas de ritmos extenuantes, tiempo durante el que ellos no paran de saltar y moverse coreografiados por el escenario. Sus directos tienen mucho ensayo detrás, aunque también dejan espacio a la espontaneidad.

<<Hemos decidido dejarnos llevar por otro tipo de directo, ¿no? Que sea un poco más sentido. Eso. Menos programado todo>>, cuenta Bitxo Ma.

Según Lasai, medirlo todo puede resultar contraproducente <<porque la gente se lo toma en serio, pero también tienen que vivirlo. Tú cuando ves espontaneidad lo vives más, ¿sabes? Cuando todo está tan cuadriculado dices “muy bien, un espectáculo muy bien montado” pero se puede hacer monótono y aburrido si es siempre la misma historia>>.

 

El bastoncillo

Quién tenga en sus manos o haya podido ver el último disco de Dremen, Day II (Boa Música, 2015), se habrá preguntado por el bastoncillo de oídos que esconde su lomo transparente.

<<Lo del bastoncillo es como una canción. La canción cada uno la interpreta de una forma y le da un sentido, y el resto de público cuando lo escucha lo interpreta de otra forma. Pues creo que con el bastoncillo pasa lo mismo>> explica Tawas.

Lasai tiene una hipótesis diferente: <<yo apuesto por la teoría que he sacado como conclusión, y es el cerumen, tío. Cuando tú escuchas música muy alta con los cascos y tal sueltas mucha cera en el oído. Está demostrado. Entonces, ¿qué pasa? Que al escuchar nuestra música se crea un exceso de cerumen. Te tienes que limpiar luego con el bastoncillo para seguir escuchando bien>>.

 

Day II

Día dos, el día después de… Menos mal que Roy nos explica este asunto del título del disco: <<Viene de cuando ves las películas sobre el Apocalipsis. Ocurre un hecho apocalíptico que marca la historia. Por ejemplo, cae una bomba atómica en no sé dónde. Pues siempre uno se cree que el primer paso al día siguiente del hecho es el día uno, pero no es el día uno, es el día dos. Es decir, cuando ocurre el hecho, se transforma en el día uno. El día dos es cuando ya se ha asumido. Hay una nueva realidad, y es que ha caído una bomba y se ha ido todo a tomar por culo. A partir de ahí hay que hacer una nueva vida>>.

<<El día dos es cuando ya está asumido, y empiezas a cambiar. El día uno es cuando te quedas asimilando qué es lo que está ocurriendo. El dos ya está todo asimilado. Era un poco eso. Es algo que con el EP de Zero ya lo avisamos. Hicimos el EP porque sabíamos que iba a haber un cambio radical, y ese cambio ya estaba asumido cuando hacíamos este disco. Ellos dos (los nuevos integrantes) forman parte de haber asumido esa nueva etapa como grupo. Y por eso el Day II>>, añade.

 

Éxito y trabajo

Muchas personas significa mucho trabajo. Una gira non-stop, varios discos y EPs, largos conciertos sin teloneros, artistas que mantienen sus carreras paralelas… todo ello exige un nivel de compromiso y esfuerzo que, en Dremen, se hacen patentes.

Roy nos habla sobre algunos mitos del grupo, bastante alejados de la realidad. <<Últimamente nos hace gracia que la gente piensa que ”Dremen se lo lleva muerto”. Es una expresión que significa que te está saliendo el negocio de puta madre y estás haciendo caja como el Tío Gilito. Y el éxito de Dremen no viene derivado de la pasta que hacemos, sino que viene derivado del trabajo de obrero que se está haciendo aquí. Dremen es un panal. Por suerte tenemos a las mejores abejas>>.

ROY-MERCURIO-DREMEN
Roy Mercurio, vocalista hip hop del grupo.

Y continúa: <<aquí nos partimos el lomo trabajando, y para entendernos uno a uno y yo creo que el éxito de Dremen es el resultado de mucho, mucho trabajo. No de un buen negocio, sino de mucho trabajo. Entonces, lo que nos ”llevamos muertos” es el éxito. El dinero no nos lo ”llevamos muerto”, pero el éxito sí, y el éxito viene derivado de un trabajo en equipo muy serio, y de creer en esto y de apoyarnos entre nosotros y de aguantarnos y de subir al escenario y hacer lo que se ha visto con Dremen, que es una buena energía. Hay una buena energía real y sincera>>.

Tawas añade un agradecimiento a los fans del grupo: <<Ahora que estamos cerrando la gira, queremos agradecer al público que han estado a tope con nosotros desde el principio. Darles las gracias, que ojalá sigan así y que gracias a ellos estamos donde estamos>>.

 

Freaks

¿En qué son freaks los miembros de Dremen, aparte de en la música? No nos podemos ir sin saberlo. Atentos, que hacemos un resumen de lo que nos cuentan: Roy Mercurio es [sigue siendo] un freak de la cocina y de los sombreritos; a Bitxo Ma le pirran los comics y las series; Nora es más de vídeos de Youtube, fails y bizarradas varias, pero sobre todo se declara fanática de los huevos revueltos; Zette es un entusiasta de la jardinería; a Kelo le apasionan los aviones; y al gran Tawas le adjudicamos el título de freak-actor porque ha salido en un capítulo de La que se avecina.

Dejar respuesta